Mini-hamburguesa vegetal: brócoli y pimiento del piquillo Ver más grande

Mini-hamburguesa vegetal

Mini-hamburguesa vegetal de brócoli y pimiento del piquillo

Más detalles

Más

Modo de preparación

Ingredientes:

Panecitos de hamburguesa

1/2 brócoli

queso rallado para gratinar

1 huevo

pimientos asado limpio

harina (la necesaria para espesar, si se puede usar harina de garbanzo mejor)

1 poco de leche

aceite

 

Elaboración:

En primer lugar cortas el brócoli en ramilletes y lo echas a una cazuela con agua hirviendo, sal y un poco de aceite.  

Déjalo unos 20 minutos, queremos que quede totalmente blandito, también el tallo.

Luego escúrrelo bien y lo pasas a un bol. Ahí machácalo bien con el tenedor. Machácalo todo muy bien para que luego no queden trozos de brócoli enteros. Si no te importa o prefieres encontrarte los trocitos en la hamburguesa entonces deja unos cuantos.

Añade el queso rallado de gratinar. Puedes usar el que quieras pero este le dará un toque cremoso además de quedar crujiente por fuera.

Añade los pimientos de piquillo. Tienes que cortarlos en trocitos pequeños, al ser tan suaves se deshacen con la mano y quedará en pequeños trocitos.

Mézclalo todo bien y luego añade el huevo y de nuevo mezcla. El huevo hace que se unan todos los ingredientes bien. Añade sal y pimienta negra.

Luego añade la harina, echa más o menos 1/2 taza de la harina. Mézclalo perfectamente bien. 

Si ves que queda demasiado espeso tienes que echar un poquito de leche para ligar los ingredientes más.

Pon en una sartén un poco de aceite. Con las manos mojadas coge pelotas de la masa y las vas echando en la sartén.

Tendrás que hacer varias tandas porque no caben todas en la sartén. Deja que se hagan por un lado durante unos 5 minutos y le das la vuelta con una pala.

De nuevo son otros 5 minutos mas o menos, lo mejor es que veas cuando estén crujientes y bien doradas.  

Luego abre un panecillo de hamburguesa de los mini y metes el filete de hamburguesa. Puedes echar ketchup, salsa barbacoa, mostaza o comerlo tal cual. Incluso puedes añadir cebolla, tomate, lechuga o una loncha de queso para que sea una hamburguesa completa.

Ya tendrás las hamburguesas vegetales deliciosas, cremosas por dentro y crujientes por fuera, perfectas para dar a los niños o para una cena ligera y sana.